25.10.12

II
Ayer pasé por tu casa


Ayer pasé por tu casa
cerradas las puertas, las ventanas,
el timbre
hasta la calle desviaba

Ayer pasé por tu casa
tu vereda llena de muerte
las aceras de tiza sin rayuela
y el agua desbordaba del cordón horrendo
borraba huellas

Ayer pasé por tu casa
no llegué
ya no estabas ni estaba
ya no sé quién era qué.

Ayer pasé por tu casa
ya no llegué.